Mi primer Triatlón

Aloha!!

Qué tal? Cómo va ese lunes que está a punto de acabar? Yo he estado 11 horas trabajando y el fin de semana me tocó currar también (si, parece que voy a heredar la empresa : ( 

El caso es que hoy he estado pensando a cerca del tipo de entrenamiento que llevo. Mi entrenador (conócelo aqui) dice que llevo un entrenamiento cruzado. Y eso qué es? Sigue leyendo

Anuncios

Empezamos

Los sube y baja de una mujer son constantes. A veces, basta una simple palabra en un mal momento para desprender rabia por el resto del día. En esos momentos en los que estás enfadada, con el corazón herido, no hay nada mejor que una sesión de compras. Y si no tienes dinero, sesión de belleza en casa.

Eso es exactamente lo que me ha sucedido hoy. Con el ánimo retomado y más calmada, las ideas en su sitio (todas no, la mayoría) me he puesto a pensar en las barreras imaginarias que he puesto para negarme a hacer triathlón.

Sigue leyendo

Desprende energía

Hoy es un día de los que me siento fuerte, que puedo con todo, con la motivación arriba del todo.Debe ser esa travesía a nado que me espera en Palmaces…o el triatlón de Valbuena en septiembre.

La verdad, bajo mi corta experiencia en competiciones, debo dar la razón a mi mentor, pareja y compañero de TODO en su filosofía de tener una razón para entrenar: la competición.

Sigue leyendo

Presentación

Hoy en día el acceso a la comunicación, la globalización y los diferentes roles que ejercemos en el día a día (madres/padres, trabajadoras, amigas, aprendices…) me llevan a cabalgar sobre multitud de ideas que ahondan mis más profundos sentimientos, aquellos que desvelan lo que yo realmente quiero.

Sin embargo,no podría vivir sin mis pensamientos. Sé tú misma, se dice, ¿pero quién de todas las que soy? 

Por ello me embarco en una aventura, casi  sin pensar, en la que mi único propósito es mantener a flote aquello que sí me ha hecho ser feliz en los últimos no sé cuántos años: el equilibrio. Ser un poco de allí, de aquí y de allá me encauza en el camino del aprendizaje: querer ser más fuerte, más hábil y más segura de mí misma me supone abandonar la inocencia y el desparpajo inconsciente de una joven que pretende alcanzar sus sueños. Y viceversa.

En el equilibrio (siento lector si esperabas otra respuesta más metafórica) encuentro que hay tres pilares que mantienen la balanza en el punto armonioso: el físico, la mente y el espíritu.

Hay muchas clasificaciones, pero yo me quedo con estas, que para mí son las más importantes (por ahora)

Iré desvelando mis opiniones respecto a estos tres fundamentos para el desarrollo de la persona, a sabiendas que hay diversidad de puntos de vista y subjeciones.

Estoy abierta a encaminarme en este punto de encuentro con todas las opiniones que entre todos podamos compartir. ¿Me acompañas en este paseo?

¡Ah! no lo he dicho. Me llamo Pilar.